Confesiones de una ex Godinez

Hace poco platicaba con un ex compañero de trabajo. Me mandó un whats para contarme que estaba leyendo mi blog y le gustaba lo que leía y que le daba gusto que me atreviera a hacerlo. Hace un ratito vagabundeando en Facebook me salió una de sus publicaciones, compartió una imagen que trataba la importancia de capacitar a los empleados de una empresa. El texto está en inglés se los dejo por aquí. 

Train people well enough so they can leave. Treat them well enough so they don´t

Básicamente dice CFO al CEO: ¿Qué pasa si invertimos en capacitar a nuestra gente y se va?

CEO: ¿Qué pasa si no lo hacemos y se quedan?
Capacita a la gente tan bien para que puedan irse. Trátalos tan bien que no quieran irse. –Richard Branson

Estas son confesiones de una ex Godinez pero si eres jefe y te preocupas por tus empleados te interesa leerlo.

Antes de ser mamá yo era una empleada mas en una empresa como mucha gente en este país. Me levantaba temprano diario para llegar a trabajar a tiempo. Ya cuando le agarré la onda a las cosas llevaba mi comida en mi super lonchera, tomaba el café de la mañana con los compañeros, a veces me quedaba hasta tarde para sacar los pendientes, salía alguna que otra vez con los amigos de la oficina por la chelita ocasional, esperaba con ansias la quincena y como todo Godinez me quejaba de los jefes.

No se hagan, todos en mayor o menor medida hemos criticado a los jefes, la designación de jefes o las decisiones que toman los jefes. Creemos muchas veces que es más fácil criticarlos a nosotros hacer algo por cambiar el entorno en el que trabajamos. Trabajamos más o criticamos más en lugar de trabajar inteligentemente.

No me mal entiendan este no es un post para decirles lo que muchos ya sabemos. Si nosotros no hacemos algo por cambiar nuestro entorno nadie lo hará. No es culpa de los jefes que no nos guste nuestro trabajo o nos quejemos siempre. No, no, este no es un post de ese tipo.

Sí es cierto que nosotros mismos tenemos que trabajar por nuestra felicidad en general y dentro de esto se encuentra nuestra felicidad laboral. Pero también es cierto que una oficina «liderada» por alguien que no es apto para esto puede aplastar las ganas de un gran miembro del equipo, limita la oportunidad de ser una gran organización y peor aún pierde gente muy valiosa. (Yo me les fuí por ejemplo 😝) 

Vivimos en un mundo que se encuentra en constante cambio. Ya no aplica el trabajar 40 años en una misma empresa y retirarte. Las nuevas generaciones son eso, nuevas, cambiantes y buscan cosas muy diferentes que la generación de nuestros padres.

No me voy a meter en la discusión de la generación X o los baby boomers y los milenials porque no es el espacio y no creo estar lista para escribir sobre estas diferencias y aceptar un poco que soy medio milenial solo por mi año de nacimiento. Soy mas bien de esa generación perdida antes de los milenials (Xennials nos llaman) que crecieron sin tecnología. Ok, ok dije que no me iba a meter en estos temas. Ya, siguiente punto.

¿Cómo encontrar el mejor lugar para trabajar?

Después de toda esta bonita introducción, la pregunta es esa. ¿Cómo encuentro el mejor lugar para trabajar? Bueno en mi experiencia y opinión el mejor lugar debe cumplir con los siguientes puntos (independientemente del giro):

1. Debe apasionarte lo que haces

¿Qué importante es eso no? Ya se que no soy la primera persona que lo dice. Yo se que no es la primera vez que lo lees pero creo que no ha quedado claro si es que aún no estás contento con tu trabajo o con lo que haces y sigues leyendo sobre felicidad laboral.

Ok, no siempre te va a encantar todo aspecto de tu trabajo pero el punto básico es lo que debe gustarte y en verdad debe apasionarte hacerlo.

La vida no es perfecta pero si en verdad no te gusta algún aspecto importante de tu trabajo estas destinado a quejarte sin descanso y hacerles pasar un mal rato a tus compañeros, amigos y familia. Y cuando digo que debe gustarte algún aspecto importante es porque pueden haber cosas sencillas que te gusten pero si lo que haces día a día no es lo tuyo, no te apasiona serás infeliz. En cambio si lo que haces día a día te llena tal vez las cosas pequeñas sean más fáciles de enfrentar.

Este punto tenía como título «Debe gustarte lo que haces«, pero platicando y debatiendo con mi marido llegamos a la conclusión que no es solo que te guste. Debe apasionarte porque si te apasiona no importa lo que pase lo seguirás haciendo, si el camino se pone difícil aun así seguirás ahí. Tal vez con retos, tal vez con momentos agridulces pero al final seguirás haciéndolo porque te apasiona y te llena de tal forma que disfrutas cada paso y cada momento.

En mi andar laboral tuve ambas experiencias. Que me apasionara y tuviera pequeñas cosas que no me gustaran tanto como que no me gustara el aspecto importante del trabajo y tuviera cosas pequeñas que si valieran la pena.

Ejemplo personal: Cuando era Team Leader de Service Desk me gustaba mucho llevar al equipo, capacitarlos, tratar de innovar para cumplir con las metas mensuales, incluso tratar con las diferentes personalidades del equipo (y vaya que eran muchas muy diferentes). Tratar de hacerlos crecer y que ellos descubrieran el potencial que tenían era algo que me motivaba día a día (Ahora que lo recuerdo me vuelvo a emocionar). El tema de liderazgo es algo que me llama desde hace mucho tiempo y ponerlo en práctica en verdad me apasiona. Sin embargo no me gustaba hacer los reportes mensuales (era mucha talacha).

En cambio cuando era especialista en distribución de software me gustaba mucho el hecho de trabajar desde casa y salir a la 1 pm (claro entraba a trabajar a las 4 am, pero eso me gustaba). Tener gran parte del día libre era sumamente agradable, pero el trabajo técnico en sí que requería de solucionar problemas con las distribuciones no era mi hit. Me pesaba mucho recibir reportes de cosas que no funcionaban y tener que entrar a los sistemas a averiguar que es lo que había pasado. Yuck! Y esto era lo primordial del trabajo. ¿Cachan mi punto?

2. Debe haber oportunidad de crecimiento

Ok, Realmente ¿quién quiere hacer lo mismo toda la vida? Y cuando digo lo mismo me refiero a eso, lo mismo. Sin cambio alguno. La misma actividad toda la vida sin ningún nuevo reto o frontera por conquistar. Nadie. Ya sea que tengas tu propio negocio o seas empleado la necesidad de crecer estará presente.

En el mismo debate con mi marido él me mencionaba que si ha encontrado gente que está en su zona de comfort (yo también la llegué a ver ahora que lo pienso) y no le interesa tener mas responsabilidades o crecer. Está bien donde está y no le gustaría moverse. Esto me puso a pensar, ¿habrá gente que ya haya llegado a donde quería estar y no pretende moverse de ahí? o simplemente es gente que ya se conformó con lo que tiene. Es un punto que da para mucho debate pero en resumidas (muy resumidas) cuentas y en mi opinión no creo que realmente estén contentos con donde están. Simplemente es eso, la zona de comfort. Ya no les requiere de más y mejor tener esto que realmente lanzarse a conquistar sus sueños ¿no? Tal vez les de miedo intentar.

Retomando el punto con respecto al crecimiento claro que si estás emprendiendo y/o tienes tu propio negocio las oportunidades de crecimiento están en todas partes. Cada nuevo día hay una oportunidad de aprender algo nuevo y eso se transforma en crecimiento. Y si no estás aprendiendo algo a diario con tu nuevo emprendimiento entonces algo no está funcionando. Y ya desde ahí se puede aprender. ¿Ves?

Ahora bien, si eres empleado debe existir la oportunidad real de crecimiento. ¿Por qué resalto la palabra real? Por que todos necesitamos un path de carrera cuando somos empleados, bueno también cuando tienes tu propio negocio. Siempre se empieza en un lugar pero se quiere ir hacia adelante, crecer y tener nuevas responsabilidades y retos.

La palabra real es clave. Conozco varios ejemplos donde se crean paths de carrera en una semana porque los empleados han mostrado descontento y lo han expresado. Esto solo por cumplir y para que los empleados vean que las promesas se cumplen (me suena a discurso político). Dónde de pronto ya tienes el título de team leader de reportes (cuando claramente eso no existía y tal vez ni caso tiene la posición) y como ya «te crecieron» esa nueva responsabilidad llega llena de trabajo, horas extras, nuevos reportes, responsabilidades pero nada a cambio. Y no solo hablo de dinero. A veces ni un gracias recibes.

He sabido de casos donde mágicamente un día ya eres team leader adjunto de forma que tu te encargarás del equipo y sus miembros y la otra persona será la cara hacia el resto de la organización. Ah pero no tienes poder para hacer algún cambio dentro del equipo, ni de dar permisos de vacaciones, vaya ni para darles chance de cambiarse de lugar. Por supuesto que te cae un mundo de trabajo y llamadas de atención y de mejora en la paga ni hablamos

Ejemplo personal: Hace algunos ayeres siendo Team Leader era tal la presión de parte de los jefes porque se llegara a resultados y terminar en meses con quejas de años por parte de clientes que llegó un punto en el que me desmotivé (esto después de varios años tratando de hacer las cosas diferentes para obtener mejores resultados).

¿Han oído eso de que los empleados le renuncian al jefe mas no al trabajo? Pues a mi me pasó. Lo intenté pero no me dejaron irme. Bueno para no entrar en tanto detalle me sentía tan frustrada y me vieron con tantas ganas de irme que me crearon una posición. Ya no recuerdo exactamente el nombre pero era el punto de contacto entre mi jefe y los otros team leaders. Por supuesto antes de mi esa posición no existía y después de mi esa posición desapareció. Me tuvieron en esa posición alrededor de tres meses, después me movieron a un área técnica.

3. Debe tener oportunidad para la capacitación

Este punto va ligado de alguna forma al anterior. Para crecer en ciertos aspectos se necesita capacitación. Muchos queremos crecer laboralmente y tener mas responsabilidades pero hay veces que no podemos hacerlo sin capacitarnos primero en muchos sentidos. Técnicamente y soft skills básicamente.

De forma que también como empleados debemos poner de nuestra parte y capacitarnos en lo que nos haga falta para poder acceder a otras responsabilidades. Como bien lo describe la imagen 1.1. Una empresa / jefe que se preocupa e invierte en la capacitación de sus empleados ganará mucho más que aquellos que no lo hacen.

Tan sencillo como esto, eres niño de nuevo y estás en clase de deportes o recreo. Van a jugar algún deporte en equipo (fut, volley, basket lo que mas te guste). ¿A quién quieres en tu equipo? A los mejores ¿no? a los que sabes que harán un buen papel. Lo mismo en el trabajo, quieres a los mejores. A los que tienen las mayores habilidades para lograr los objetivos (y la mejor actitud, esto es super importante) y en la gran mayoría de los casos si tu inviertes en su capacitación ellos te agradecerán haciendo un buen trabajo y ayudándote a crecer como empresa o jefe.

A veces se nos olvida que existe algo llamado ganar-ganar. Si ambas partes ganan, el resultado será bueno. Y así la empresa ganará aun más

Ejemplo personal: Desde hace mucho tiempo me ha interesado el tema del liderazgo y he leído alguna que otra cosa al respecto. No creo que haya leído poco pero aún me falta camino por recorrer. En algún punto de mi carrera laboral los jefes mas pesados me vieron tan intensa (sí, no me gusta quedarme callada en cuanto a nuevas propuestas para mejorar mi ambiente laboral) que me tomaron en cuenta para cursos extras en el trabajo. Estuve tomando cursos de un diplomado en liderazgo, cosa que le agradezco mucho a mi antigua empresa. Y cuando se trataba de ir a los cursos planeados, a los que por lo general me mandaban eran para este tipo de temas.

También estuve del otro lado, en un área donde no era tan visible para los meros meros, ya no tenía una posición de liderazgo y los cursos del tema fueron nulos en mis últimos años. Si bien con el tiempo las plataformas de capacitación online se hicieron mas presentes y ahí tomé uno que otro curso al respecto, existió la posibilidad de tomar un curso dentro de la misma empresa impartido por otra área que me interesaba. Por supuesto me acerqué al jefe que podía dar su aprobación después de demostrar que lo aprendido se utilizaría para la mejora del área y pues sigo esperando su VoBo (Visto Bueno) 🙄

4. Debe tener un grupo de trabajo que te respalde. Un ambiente de trabajo saludable

Que importante es tener buenos compañeros. Y no solo me refiero a amigables, incluyentes y divertidos. Deben ser un equipo saludable y que se respalden entre todos. A veces podemos tener la mejor empresa y al mejor de los jefes pero si los compañeros son envidiosos, chismosos, no cooperativos, conflictivos y demás el fracaso también es inminente. Ojo tal vez los resultados salgan, y la empresa entregue sus servicios o productos pero a la larga el ambiente laboral será muy feo y la mejor gente se irá.

Regreso al mismo punto de arriba. Ganar – ganar. No solo es cuestión de empresa/jefe y empleados. Entre compañeros es super importante. ¿A cuántos no nos ha pasado que alguien tiene las respuestas o sabe como hacer algo en particular pero no quiere compartir la información o documentarla? Aún hay gente que cree que el guardar la información solo para él/ella lo hará mas interesante o indispensable.

Siempre he creído que si podemos ayudar a alguien hay que hacerlo. Si a mi ya me tomó tiempo resolver algo y veo que alguien está pasando por lo mismo, ¿por qué no ayudarlo? ¿por qué no enfocar mejor esas energías en resolver alguna otra cosa o crear algo nuevo para agilizar el trabajo? ¿por qué no documentar esa solución? (inserte aquí risa de mis ex compañeros. Sí yo era esa que decía, está documentado!!!)

Digo también si ya alguien se tomó el tiempo de documentar las cosas y están claramente explicadas (con todo e imágenes) pues hay que utilizar las bases de conocimientos ¿no? Jejejeje coff, coff. Bueno como decía, las energías hay que enfocarlas en lo que haga falta.

NOTA: Pareciera por lo que digo que soy la mejor empleada del mundo y compañera. La verdad es que no (seguro alguno que otro estará de acuerdo con esto). Soy un ser humano y muchas veces me desesperé tanto con jefes como con compañeros. Créanme que muchas veces me pelee con mis team leaders para poder lograr un cambio o al menos intentarlo (después lo hablamos y dejamos en claro que no era nada personal) Muchas veces no tuve la mejor actitud pero siempre he tratado de aprender de lo que me pasa y desde este punto de mi vida me doy cuenta de muchas cosas por eso es que se los comparto.

Ejemplo personal: Cuando trabajaba en el FIC (Festival Internacional Cervantino) tenía un equipo de trabajo maravilloso. Eramos siete, seis más nuestro jefecito adorado (que en paz descanse, ¡ay! ya 4 años César 🙁 ) El FIC es parte de una secretaría de gobierno y como es bien sabido de pronto los trabajos en gobierno no son los mas saludables en cuanto a ambiente laboral. Mientras en otras oficinas (dentro del mismo festival) se veía y se escuchaba que había muuuuchos conflictos para trabajar en equipo nosotros nos volvimos hasta familia, que luego extendimos a integrantes de otros equipos.

No solo nos llevábamos bien y hasta nos esperábamos cada mañana para desayunar todos juntos (durante la duración del festival las diferentes oficinas organizadoras vivíamos en un hotel de la CDMX para poder coordinar a todos los grupos artísticos). Realmente trabajabamos en equipo y cada quien respaldaba al otro compañero. Ah claro y no solo entre compañeros, también el jefecito le entraba al quite. Eso hacía mucho mas llevadero el estrés del festival y del encierro durante poco mas de un mes.

5. Debe de tener un líder digno de seguir

Ok, hagamos una pequeña pausa aquí. Todo este tiempo he estado hablando de jefes y seguro alguien pensará. Kato he ahí tu problema, ¡lo que necesitas es un líder no un jefe! Ding, ding, ding. ¡Bingo! Exacto.

Un jefe es alguien que sigue las ordenes y cumple metas o al menos lo intenta. Un jefe es alguien que da ordenes a sus subordinados y espera que estos las cumplan. Un jefe se enoja si las cosas no se hacen como ellos dicen. Un jefe limita. A veces a propósito a veces por desconocimiento.

Como dice el punto numero 5 el mejor lugar para trabajar debe tener un líder digno de seguir. Aclaremos algo, cuando escuchas o lees la palabra líder ¿que piensas? ¿qué te imaginas? Yo en algún punto de mi vida pensaba que era alguien súper preparado, que se la sabía de todas todas, con grandes habilidades de comunicación y que lo que dijera la gente lo seguiría sin dudar. O sea me imaginaba a alguien ya totalmente formado y por lo general de edad avanzada.

Durante todo el post he hablado de jefes, he conocido a muchos. Muchos muy malos y muchos muy buenos pero jefes al final. Ojo, no todos los jefes son malos. Ser jefe no es malo. Ser un jefe mala onda y opresor sí. No tiene nada de malo cumplir ordenes y llegar a las metas. Pero para este punto en particular estamos buscando un líder digno de seguir.

Un líder está en constante aprendizaje, un líder tiene muchos errores pero los acepta y trabaja en ellos. Y a lo que voy con que sea digno de seguir es que puede que no tenga mucha idea del puesto donde lo acaban de colocar pero tiene la humildad para aceptarlo y para trabajar en equipo y sacar los resultados.

Un líder digno de seguir puede ser alguien muy joven o alguien mayor pero sus acciones, palabras y actitudes están alineadas en la misma dirección. Un líder es alguien que se ensucia las manos junto con el equipo y busca las mejores opciones para salir adelante. Es alguien que da oportunidad a todos de emprender nuevas ideas encaminadas al resultado. Un líder es un guía.

La buena noticia es que un jefe puede convertirse en un líder. Claro sólo si él quiere. Un líder puede no ser un jefe. Puedes encontrarte líderes dignos de seguir en compañeros. Hay grupos de trabajo en los que existe un jefe pero el líder es alguien más y cuando el jefe da una orden el equipo voltea con el líder del equipo para organizarse.

Ejemplo personal: Hay líderes natos, aquellos que de forma natural atraen al resto de la gente pero aún así deben prepararse para ser un líder digno de seguir. Y no todos quieren realmente prepararse. En mi vida laboral he tenido buenos jefes, muy buenos jefes y jefes malísimos pero aún no encuentro a ese líder que sea digno de seguir. Tal vez esté en mi convertirme en uno ¿no?

Como dije al principio estas son confesiones y experiencias de una ex Godinez pero si eres jefe (sobre todo con aspiraciones de líder) y te interesas por tus empleados definitivamente debes poner atención a estos ejemplos para tomarlos en cuenta y adaptarlos a tus posibilidades. Ojo, si leyeron bien no todos los puntos los debe cumplir el trabajo en sí. En muchas cosas nosotros tenemos que poner de nuestra parte y eso es super importante.

Ahora también nosotros como empleados, compañeros de equipo tenemos oportunidad de hacer las cosas bien para ser dignos de tener un buen líder de quien aprender. Los líderes también tienen derecho a elegir a su equipo de trabajo. Ellos también quieren a los mejores colaboradores y no se van a conformar con menos. No todo es trabajo de alguien más. Tenemos que empezar por nosotros.

Una vez más, muchas gracias por leerme. En esta ocasión me fui a otro ámbito de la vida, no solo se trata de ser mamá. Recuerden que las mamás tienen muchos aspectos y esta faceta mía forma parte de quién soy. Recuerden, ser mamá no me impide ser yo. ¿Ustedes han tenido experiencias parecidas en sus trabajos? ¿Qué otros puntos agregarían a la lista? Me encantaría leerlos y tener otros puntos de vista. Hasta la próxima ✌🏻😉

¡Hola! Soy Un Kato

Actriz, emprendedora, esposa y mamá que te ayuda a sacar la mejor versión de ti para disfrutar la vida y la maternidad. Apasionada del teatro musical y la actuación. Obsesionada con los temas de liderazgo y las mejoras en los equipos de trabajo. Aprendiendo constantemente sobre el fino arte de ser mamá y ser feliz en el proceso. Acompáñame en esta aventura.

Síguenos en nuestras redes sociales

[custom-facebook-feed]

[instagram-feed]


19 commentarios

thenailtrip · agosto 10, 2019 a las 11:46 am

¡¡Holiii!!Yo pienso que hoy en día, no puedes ser muy tikismikis, con lo de buscar un trabajo que te guste realmente, simplemente coges el primero que sale y aguantas lo aguantable. Pero también te digo que hay mucha gente que tiene el trabajo de sus sueños y no lo cambiaría por nada del mundo.Yo por ejemplo, me conformo con que haya un buen ambiente de trabajo y a ser posible sin malos rollos.¡¡Nos vemos!!

    Un Kato · agosto 12, 2019 a las 11:37 am

    Claro cada quien tiene sus propios puntos y deseos. Un ambiente de trabajo sin rollos es excelente. Saludos

      Las pruebas de Laura · agosto 16, 2019 a las 1:50 pm

      Hola!!
      Estoy de acuerdo con los cinco puntos que nos muestras. Esta claro que nos tiene que apasiona lo que hacemos, además de tener un buen equipo de trabajo para que las cosas salgan bien y un líder porque sino alfinal no hay control. De los demás puntos me han servido para tener en cuenta en mi trabajo.
      Besos.

Laura Santiago · agosto 12, 2019 a las 5:21 am

Hola!Me han encantado todos tus consejos. La verdad es que un lugar para trabajar tiene que estar bien iluminado donde tengas todo a mano y que sea tranquilo. Me quedo con tu post para mejorar el mío. Estupendo!Un saludo!! ^,^!!

    Un Kato · agosto 12, 2019 a las 11:38 am

    La iluminación es súper importante! Que bueno que pude ayudar un poquito! Saludos

carolina llovera · agosto 12, 2019 a las 11:04 am

¡Hola!No sabes lo bien que me ha hecho leer tu artículo.Estoy ahora mismo en una etapa de mi vida un tanto confusa. Me gusta mi trabajo, el ambiente es excelente pero, pero llevo 3 años sin poder hacer vacaciones, algo que como empleada tengo derecho por ley, por lo que ahora mismo estoy en un mar de dudas, porque no sé si es exactamente el lugar donde quiero estar, al menos en un futuro lejano.Así que y después de leerte. creo que ha llegado el momento de sentarme a meditar y plantearme bien las cosas.Genial post. Besotes

    Un Kato · agosto 12, 2019 a las 11:41 am

    Uy, cuando llega el momento de pensar si es lo mejor para uno definitivamente es complicado pero el resultado siempre ayuda a crecer. He estado en esa encrucijada y conozco a varios así pero ahora son mucho más felices con las decisiones tomadas. Espero puedas tomar lo que por ley te corresponde pronto. Saludos!

Carla · agosto 12, 2019 a las 2:13 pm

Pienso que todos llegamos a ese punto de sentirse agobiado o en desacuerdo con desiciones de jefes, por mas que el trabajo sea el que soñemos siempre hay un contra. Solo hay q saber transitar . Besos

Bellas y estupendas · agosto 13, 2019 a las 5:42 am

Hola! No hay nada mejor que trabajar en lo que nos gusta y con el mejor ambiente posible, pero creo que como está hoy en día la situación laboral muchos tienen trabajos que no son lo que más les gusta, pero como tú bien dices debemos esforzarnos por tener nuestra felicidad laboral y conseguir crear un buen ambiente y eso nos hará más fácil acudir a nuestro puesto de trabajo. Me han encantado tus consejos. Muy buen post. Un saludo.

Arien · agosto 13, 2019 a las 7:08 am

Hola guapaMe parece muy interesante este post. Es cierto que en nuestra felicidad la parte laboral es muy importante porque pasamos muchas horas ahíLos tips que das son geniales y realmente útiles. Pero igual que es importante tener un lider digno a seguir también lo es que las personas vayan a trabajar motivadas, no que toda la motivación sea externa :)Un besazo

Desirée Paper · agosto 13, 2019 a las 9:25 am

Hola. Me ha encantado este post. De hecho, hace poco me ofrecieron un trabajo, que cumple bastante estas características, me gusta mucho y me va a ayudar mucho como persona por diferentes motivos. Voy a tomar nota de todo esto, porque estoy totalmente de acuerdo con estas condiciones. Un beso.

resi · agosto 13, 2019 a las 1:44 pm

Hola guapa, una entrada espectacular, creo que hablas de muchas cosas que me han pasado en los trabajos y ademas das unas claves perfectas para encontrar un sitio en el que te sientas bien, para mi es basico todo lo que cuentas, que te sientas bien, que te sientas respaldada etc no todo es quejarse, aunque a veces sea sano despotricar un poco de todo! besos

Belswan · agosto 14, 2019 a las 8:08 am

Hola guapa!!Me ha parecido un post muy interesante. En estos momentos estoy en paro pero soy dependianta. Siempre me ha apasionado ese trabajo aunque acabase muchos dias agotada. volvia a casa sabiendo que lo habia hecho bien.Siempre he querido ir escalando posociones pero sin pisar a nadie. Creo que es como se debe hacer

Ana Meylinf · agosto 14, 2019 a las 3:10 pm

Holaaaaaaaa!
Yo creo que hay dos aspectos que destacas importantes, que te tiene que gustar y, sobre todo, la gente que te rodea para hacer el trabajo en equipo…
Un besito, nos leemos^^

Nadia Argote · agosto 14, 2019 a las 4:45 pm

¡Hola! Siento que si trabajas en lo que te gusta, lo disfrutarás más y no amargarse porque no es lo que deseabas. Se que en ocaciones toca trabajar en lugar que no es del todo como y hacer la vista gorda ante la situación. En ocaciones claro, tener la mayor control de esas situaciones y hacerlas cordiales para el equilibrio laboral y más si es lo que te gusta.

El Universo de Ana María · agosto 15, 2019 a las 4:55 am

Hola guapa!! Un Post muy muy interesante.La verdad que yo no soy jefa y en los trabajos que he trabajado hasta al momento la mayoría estoy sola, pero me ha gustado mucho tu post y todo lo que nos cuentas ne el. Un Saludo!

Paula Alittlepieceofme · agosto 15, 2019 a las 3:51 pm

Me ha gustado mucho tu post y creo que rezuma verdad de principio a fin. Lo que también me hace plantearme que mucha gente hará checklist en estos puntos y tendrá que hacer balance de qué se cumple y qué no en su trabajo..y si le conviene seguir así….bss!

Olga · agosto 16, 2019 a las 9:52 am

Hola, me ha gustado que en la entrada menciones el papel del jefe, pues muchas veces por tener un lider que no es el adecuado el puesto de trabajo puede perder muchos puntos, a mi me sucede algo parecido actualmente, trabajo en un centro donde nuestra jefa no es lo buena que deberia ser, no es asertiva y lo peor, fomenta el mal rollo entre los empleados! saludos

    Karime Salazar · agosto 16, 2019 a las 5:55 pm

    ¡Hola!

    Creo que debería mostrarle este post a mis jefes jaja, de veras, algunos jefes, no todos, no les importa que puedas necesitar, o si estás agusto o no en tu área de trabajo, solo les importa que saques tu trabajo a tiempo, y la verdad es que no es así. Me ha tocado que algunos jefes hasta ponen trabas para que falles. Me ha gustado mucho tu post💕

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Privacy Policy